jueves, 19 de marzo de 2009

Charla sobre el Cultivo de Setas

(En la foto, Justo haciendo una demosración práctica sobre cómo preparar bolsas de paja para cultivar pleurotus, frente a algunos oyentes que se acercaron a verlo de cerca)

El domingo hubo una charla sobre el cultivo de setas en el Centro Micológico. Allá nos fuimos Rubén y yo, a curiosear, porque ¿quién sabe lo que el futuro nos depara, y si algún día no nos dará por cultivar alguna cosa así? En todo caso, el saber no ocupa lugar, así que allí estuvimos, escuchando las entusiastas explicaciones de Justo quien, por su experiencia en la Cooperativa Del Monte de Tabuyo (donde entre otras delicias se cultivan setas), se está convirtiendo en un apasionado de este tema. Entre él y David, su hijo, nos estuvieron explicando a los oyentes los pasos básicos a realizar si uno quiere llegar a cosechar setas saprófitas. Saprófitas significa que se alimentan de residuos muertos, como por ejemplo estiércol, rastrojos, leña o madera, hojas, etc. Las setas saprófitas de las cuales noas hablaron fueron el champiñón (agaricus), la seta de chopo (pleurotus ostreatus) y el shitake.

Justo y David especificaron los pasos que había que dar para lograr una cosecha casera: cultivo del micelio, desarrollo y “siembra” del mismo en sustratos adecuados, mantenimiento de las condiciones ambientales de humedad y temperatura, etc. Fue una charla agradable y coloquial, casi como un diálogo entre ellos y los oyentes, pero completa y efectiva, porque tuvo mucho de demostración práctica que venía por parte de quienes ya se dedican a esto. Aunque Justo se declaraba “aprendiz” al lado de los grandes expertos (gente que lleva muchos años cultivando setas de manera industrial), su testimonio nos resultó muy útil y adecuado. Vamos, que nos llegó. Parecía que se podía poner uno a ello enseguida, eso sí, teniendo en cuenta una lista mental de cosas para hacer que no es precisamente sencilla de entrada. Hay que tener en cuenta muchos detalles, como la esterilización de utensilios y sustratos, y uno no se puede saltar pasos así como así.
(Aquí, Justo mostrando cómo se inocula el micelio en un tronco de roble, para cultivar shitake)
Nos gustó también que se mostraran comprometidos por la calidad nutricional de las setas que cultivan. Resulta que algunas industrias al parecer utilizan harinas cárnicas (¡) para dar más nutrientes al sustrato vegetal de algunas setas, como la pleurotus ostreatus. O sea, que alimentan setas que normalmente sólo comerían leña muerta con restos de matadero. Personalmente esto me parece tan asqueroso como lo de dar pienso con restos cárnicos a las vacas, la verdad. (Y ya sabemos lo que pasó con todo eso, y el lío de las vacas locas, o sea que…)

Pero en esta Cooperativa de Tabuyo (hacer clic aquí para ver más sobre ella), afortunadamente tienen más sentido común y más ética que todo eso, y sólo cultivan setas en sustrato vegetal natural. Con ello, ganan en la naturalidad del sabor (setas que saben a lo que tienen que saber) pero también ganan en salud y nutrición, porque por mucho que alguien intente convencerme de lo contrario, no me fiaría yo de una seta que ha estado sorbiendo harinas cárnicas. Las setas, ya se sabe, acumulan un montón de toxinas ambientales, si las hay. Las harinas cárnicas, por muy vigiladas que estén, no dejan de ser desperdicios de partes animales caracterizados por acumular muchas toxinas. Por lo tanto, una servidora prefiere dejar a un lado las setas carnívoras y enfocarse sólo en las silvestres…o en las cultivadas por gente como ésta, que ponen pasión y buen hacer en el asunto.
(Aquí, David en un momento de su exposición)

Bueno, pues fue un gusto acudir a la charla y creo que a los presentes nos sirvió. Desde aquí animo tanto a los colaboradores del Centro Micológico, para que sigan así, y al posible público que se encuentre entre los que curiosean en este blog desde otros pueblos o las ciudades, para que, si ven que es de su interés, se apunten a próximas actividades del Centro.

Y ya de paso, le pido al Señor Tiempo que esta primavera llueva bien y bonito, para que la temporada de setas silvestres venga muy rica, amén :-)
...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Chica/o, lo primero daros la enhorabuena por haber traido al mundo una nueva criaturita que transformará con sus acciones la historia de este planeta. Lo segundo trasladaros mis mas sinceros respetos por la decisión de alumbrar a ese ser en casa, en tabuyo, tal y como se hacia hace 30años.
Por último decir que el trabajo del padre de Ruben me pareció muy interesante y "peculiar", quede en darle un título para que lo leyera, ya que es muy similar en cuanto a los planteamientos que el maneja. Como he perdido su mail os ruego se lo hagais llegar:
"Astures: Último bastión contra Roma", Autor: Ara Anton, Editorial: EDILESA.

Lo dicho, ¡A cuidarse!

Rafa, Castrillo.

cesartabuyo dijo...

Me produce mucha satisfacción, saber que gente como Justo o su hijo David, a los que conozco bién por ser mis vecinos más próximos (así como su mujer Carmina que crecimos juntos, su suegra Encarna y su hija Yomara), se hayan especializado en el tema de las setas. Ante todo porque se hayan buscado un entretenimiento muy bonito que seguro les ayuda a ser más felices. Espero que todo les vaya bien y despiereten con ello el interés de los demás en el tema. Felicitarlos por su interesante labor.

Espalda Plateada dijo...

Buenas, os dejo un enlace sobre las propiedades de las Yemas de Pino.

http://goo.gl/rxPuKj

Saludos!