domingo, 8 de febrero de 2009

El Sr.Teleno, dios...¿pero qué dios?

(Atardecer de verano con el Teleno al fondo...)

A pesar de que este blog nace bajo el amparo del Sr.Teleno, y de que me gusta hablar del tal monte como si fuera una entidad con carácter, todavía no le he dedicado una entrada al asunto de la fama de dios que tiene. Y ya toca.

Hay muy pocos restos arqueológicos que expliquen qué clase de "divinidad" era esta montaña para las primitivas tribus de astures que por aquí vivían. Creo (si no me he informado mal) que lo único que hay son inscripciones de la época romana encontradas en Quintana del Marco y en Astorga, en las cuales se menciona de pasada que existía culto al dios "Marti Tileno" y/o al Monte Teleno en sí. También hay una mención de un historiador, Estrabón.

He estado buscando por internet, que por desgracia es la única fuente que tengo a mano, datos concretos sobre esto y la verdad es que sólo he encontrado vaguedades y repeticiones en diferentes webs de lo mismo, que en este caso sale en la wikipedia:
"El mítico monte Teleno de los astures, dedicado a Marte Tilenus por los romanos, adquirió el reconocimiento de dios para los invasores que explotaron el oro que afloraba en sus laderas (...) La comprensión de Roma hacia los cultos locales condujo en muchas ocasiones a sincretismos: los dioses locales eran venerados bajo un nombre mixto romano – indígena. Entre las deidades de la guerra y protectoras de las armas destacan Marte y Hércules. Marte es el dios por excelencia de la guerra. Así Mars Tilenus era a la vez el dios romano Marte bajo su advocación agraria y el dios indígena Tilenus (Monte Teleno). Es un ejemplo de sincretismo entre dioses indígenas y romanos: el mitológico monte Teleno, dios guerrero de los astures, estaba consagrado a la divinidad guerrera Mars Tilenus.
Por Estrabón se conoce la existencia de un dios guerrero asimilado a Marte, a quien se sacrifican machos cabríos, caballos y también prisioneros. Está documentado con una inscripción aparecida en Quintana del Marco, con el nombre de "MARTI TILENO". En Astorga se han documentado estelas funerarias indígenas y culto a: Tríada Capitolina, Minerva, Monte Teleno (Mars Tilenus, divinidad guerrera), Zeus Serapis, Sabazios y al Emperador (a partir de los Flavios)."


Ver que en todas las webs se ha echado mano de lo de "cortar y pegar" es un poco frustrante, porque la verdad es que no se dice gran cosa...y personalmente no estoy de acuerdo con eso de la "comprensión romana de los cultos locales". ¿Comprensión? ¿Seguro que eso existió? Perdón, pero no me lo termino de creer. Seamos realistas: los romanos no tenían gran interés en comprender los cultos locales y adentrarse en su pensamiento místico y espiritual profundo. Para empezar, ni siquiera ellos mismos, como pueblo, se destacaron como "pensadores" o "religiosos" originales, intensos, de ésos que dejan huellas en la historia que luego otros pueblos siguen.

Hay tradiciones de pensadores y místicos en la historia de las culturas que han dado pie a las diferentes religiones que aún hoy perduran en diferentes continentes, pero Roma no se caracterizó precisamente por su originalidad. Copiaba a los griegos, a los egipcios y en general a los pueblos que dominaba. Se hizo un refrito con todo aquello que se le antojó. Respecto a la religión que hoy se llama "católica romana", ni siquiera nació en Roma. Es una paradoja y casi un chiste de humor negro que se llame "romana" una religión que nació en un pueblo oprimido por Roma (el judío), y que en sus primeros tiempos recibió además influencia de la filosofía griega, pero nunca un apoyo de roma. Al contrario, algunos emperadores se dedicaron a perseguir con saña al naciente cristianismo. Que luego esta religión terminara siendo adoptada como "la oficial" del imperio es otra cuestión...

Bueno, que me voy por las ramas. A lo que iba: que no creo que los romanos entendieran mucho de los cultos de los astures, y por eso me hubiera gustado que, en alguna parte, se hubiera encontrado algo más que nos contara cómo eran sus creencias verdaderas y al detalle. Pero parece que no hubo suerte y, o bien ningún cronista se molestó en detallarlas más (total, para qué, si los astures ya era pueblo dominado y no iba a importar mucho lo que sintieran), o, si hubo alguno que lo hizo, el escrito no se conservó hasta hoy.

Los romanos eran, eso sí, muy prácticos, y además tendían a resumir por encima las cosas, como casi cualquiera que, haciendo alarde de una mayor fuerza numérica/militar, se dedica a invadir y conquistar tierras ajenas. De otro modo, no hubieran tenido éxito en eso, porque para ser un buen conquistador no puedes pararte a pensar demasiado en lo que siente el pueblo al cual vas a quitar su libertad. Si lo hicieras, tal vez podrías sentir algo parecido a la empatía, y ya no digamos (¡horror!) a la amistad, con lo cual a lo peor se te quitaban las ganas de robarle sus bienes y mandar en sus asuntos. Es como las instrucciones que se han dado tantas veces a los soldados en los tiempos más siniestros, cuando se trata de entrar a matar: no hay que dialogar con la futura víctima...porque puede que te haga vacilar, o hasta cambiar de opinión. Nada de emociones ni de sentimentalismos, si vas a partirte la cara con el otro hasta "ganarle", si es preciso matándole, no hay que entrar a profundizar demasiado en su corazón, en su pensamiento, ni en nada. Hay que tratarlo como si fuera un bicho, una cosa, y ya.

Y es que estamos hablando de una conquista (la romana) que, aunque intentó y logró en algunas tierras un dominio vía diplomática, con escasa violencia, lo hizo para ahorrarse gastos, no por delicadeza espiritual o humana. El trato venía a ser: "Si os rendís y aceptais nuestro dominio os damos derechos de ciudadanos romanos y bla, bla, bla". O sea, una especie de oferta de compra. Si salía bien, los romanos se decían: "Mejor, esta vez nos salió fácil y baratito". Pero cuando esto no funcionaba, como sucedió con los encabronados astures y cántabros, pues a tomar por saco la oferta: a muerte con ellos, a ver si van a poder más que nosotros esos bárbaros. En el caso de los astures que habitaban estas tierras, el ansia romana de conquista estaba más que justificada por los yacimientos de oro que podían explotar (como de hecho acabaron haciendo), pero en otras tierras el interés era más estratégico. Sencillamente, les quedaban "de paso" para otras rutas, o suponían la última piedra en el zapato para estar bien a gusto en un territorio.

El sentido práctico romano también les decía que, aunque no supieran bien de qué iban las religiones locales de los pueblos conquistados, era mejor estar a buenas con esos "dioses", por si acaso. Nunca se sabía...y además, así tenían contenta a la población nativa, porque incluían a su viejo dios en el altar de lo políticamente correcto y aceptado. Y bueno, al parecer esto es lo que hicieron con el Teleno. Observaron su caso (yo digo que por encima) y encontraron similitudes entre lo que se contaba de él y su dios Marte, así que ¡hale!, a llamarlo Mars_Tileno (Marte Tileno). Pero fíate tú de que interpretaran bien la cosa. ¿Se parecía realmente mucho el dios Teleno a Marte, salvo en que ambos tenían un marcado carácter guerrero?

Pues a lo mejor no tanto. Por supuesto, esta es mi opinión personal, pero si la Montaña entera (Teleno) era considerada como un dios, o como la morada de un dios (diferencia que nadie aclara), Marte, con perdón, ¡no está a la altura del Teleno ni por el forro! ¿Qué dioses del elenco griego/romano tenían como morada una montaña enorme? Pues Júpiter/Zeus por lo menos, es decir: Grandes Dioses Paternales y Protectores, auténticos jefazos de clan, de tribu, de un pueblo entero, merecedores de un "palacio" tal como un super montañón de cumbres nevadas. Y no un diosecillo joven, ligón y belicoso como Marte.

Veamos, si el Teleno hubiera sido el monte-hogar de varios dioses, como era el monte Olimpo (casita de Zeus y otros dioses griegos) o el monte Capitolino (casa de Júpiter, Juno y Minerva para los romanos), digo yo que los romanos, en vez de reconocer a un dios ahí, hubieran reconocido a varios. Pero en ningún lugar se dice que el Monte Teleno fuera algo así como la sede de varios dioses, sino que se sugiere que, o bien el monte en sí era sagrado como un dios, o era donde vivía un dios, o ambas cosas. Con esto queda claro que, fuera como fuera el "dios" que los romanos descubrieron que los astures adoraban, era MUY importante para ellos, un dios principal, un dios relacionado con la mayor montaña de esta zona leonesa, que no es poco. Y eso SI encaja con un dios de carácter "padre de tribus", un dios con un "gran hogar" y con poder sobre muchas cuestiones, así que la conexión o parecido con Marte se queda en poca cosa.

Los romanos podrían argumentar que el Teleno era un dios guerrero, y que entonces "tenía" que ser como "su" Marte. Bien, esa sería una manera muy limitada de ver las cosas, la verdad, porque entre las tribus de media europa, quienes decidían ir a la guerra eran los jefes de clan, y no los jovencitos de última hora. La mitología grecorromana, sinceramente, no encaja mucho con lo que han vivido los nativos o indígenas de medio planeta. En los mitos grecorromanos, Zeus y/o Júpiter, que es el Gran Padre, parece estar más distraído persiguiendo mujeres que atendiendo las necesidades verdaderas de los humanos. Son los hijos e hijas del Gran Dios, entre ellos Ares/Marte, Afrodita/Venus, Minerva/Atenea, etc, quienes parecen intervenir más en los conflictos de la humanidad, aunque, la verdad, lo hacen con un resultado bastante dudoso (véase el lío de la Guerra de Troya sin ir más lejos).

Marte, el dios romano de la guerra, no era exactamente como Ares, el dios griego, pero se parecen mucho porque, como digo, Roma extrajo de los griegos muchos rasgos de su religión y pensamiento. Y tanto Marte como Ares son "hijos-de" y jóvenes, y eso los convertiría, en la tradición de cualquier tribu indígena, en NO-aptos para decidir cuándo y cómo ir a la guerra. ¡Sería algo impensable y casi seguro un desastre! En tierras astures, de clara resonancia celta, las cosas eran probablemente así. El pensamiento celta es diferente al grecorromano, y la organización tribal y nativa también lo era. Por eso los mitos acerca de los dioses, que suelen reflejar estas cosas, ¡no pueden ser nunca iguales!

Así que en mi opinión, si esta pedazo montaña que hoy conocemos como Teleno era considerada un dios, o casa de un dios, tenía que tratarse de un dios maduro, más comparable con un padre con barbas y experiencia que con un jovencillo. ¿Que era guerrero? Sí, ¿y qué? ¿Qué contradicción hay entre una cosa y otra? Puede que el joven tenga más ganas de pelea, por aquello de las hormonas revueltas, je, je, pero ¡ponle a un padre delante de una amenaza para su familia o hijos! A lo mejor saca el instinto defensivo/guerrero de una manera mucho más dura que el hijo, y probablemente más sabia.

Por alguna razón, y puestos a comparar dioses/montañas con personas (cosa ya fantasiosa, pero típica del ser humano) yo siento al Teleno más cercano a un Abuelo tremendo que a un padre. Me lo imagino como esos abuelacos de pelo blanco que callan mucho, pero cuando hablan ¡zas!, todo el mundo se queda ko. Hay que tener en cuenta que en tiempos antiguos uno era abuelo fácilmente a los 40, o incluso antes, no como hoy. Así que no estoy hablando de un abuelo achacoso y cansado, sino de un guerrero de esos que se lo piensa mucho, pero cuya fuerza y carisma es tal que todos le respetan porque encima es el que más sabe, pero de verdad. En todo caso, esa es "mi" imaginación...y nada más.

Puede resultar útil para los que quieran saber más, observar a los dioses guerreros de otros pueblos celtas, como los galos, que son casi vecinos nuestros, porque es fácil que haya más parecido con éstos que con los romanos. Entre los galos, Teutates (el Tutatis de Astérix :-)) era el reconocido dios guerrero, y por supuesto resulta que era un "padre de tribu". Otro dios relacionado con la guerra entre los galos era Essus, y éste aún era más anciano, también unido a la agricultura y a la protección.

Pero ya que estamos, aprovecho para mencionar que en un foro de internet se ha discutido acerca del dios/ Monte Teleno y su posible conexión con otro dios celta/galo, Taranis, el dios del Trueno. Según dicen algunos, y rizando el rizo, se podría incluso conectar al Teleno con el Thor de los germanos, un dios que también estaba relacionado con la guerra, por cierto, aunque esta no era su única función.

La discusión de ese foro es complicadilla y muy larga y no me veo capaz de resumirla. Quien tenga curiosidad puede leer esos mensajes haciendo clic aquí. Respecto a la posible similitud con Thor, en algunos aspectos no lo veo imposible, pero me parece que también eso es querer forzar las cosas. Aunque todas las tribus nativas europeas hayan estado relacionadas en algún momento de la historia, luego ha pasado suficiente tiempo como para que cada pueblo haya marcado su religión de un sello característico, diferente y personal. Thor me cae bien, pero no deja de ser un dios germano (ni siquiera celta) y seguramente el dios del Teleno era ligeramente diferente, más "de aquí".

La mitología es en general un campo complicado, y si uno se pone a revisar en qué creían las tribus principales de este continente que luego fueron conquistadas por Roma, probablemente se forme un poco de empanada mental. Yo no me libro de eso :-P, porque tampoco soy una experta. Pero sí puedo observar que los resúmenes y equivalencias que los romanos hicieron son por lo general simplones y forzados. Su pensamiento místico no estaba a la altura de culturas capaces de creer en cosas tan sofisticadas como, por ejemplo, diosas madres de aspecto triple (caso de algunos pueblos celtas) y otras historias míticas que sí encajaban con la manera de ser y vivir de aquellos pueblos, pero no con la estructura mental romana, tan "cuadrada".

Con lo cual, si uno quiere ser riguroso y honesto ha de asumir que la pregunta del título de esta entrada queda sin responder. Sí, podemnos saber que el Teleno tuvo rango de dios para los antiguos...pero no, no podemos saber a ciencia cierta, por lo menos con lo que sabemos hoy, qué clase de dios era, ni más detalles de su carácter salvo su conexión con lo guerrero. En otro foro de internet, el foro de Filiel, una participante comentaba con ironía que ¡cómo tener dudas acerca de la conexión entre el Teleno y la guerra, si el monte había acabado siendo un campo de tiro militar!

Pero termino ya. Queda ahí para cada cual el reto de sentir qué le inspira el Teleno, qué impresión e impacto causa esa presencia en su entorno, en su vida. La experiencia tal vez nos diga más la verdad acerca de los antiguos mitos que cualquier otra elucubración que nos hagamos, porque a fin de cuentas pasan los milenios y decaen los imperios, las religiones cambian o se reforman, pero QUEDAN las montañas, imperturbables, ahí.

Nosotros, hijos de los hijos de los hijos de ...vivimos en un mundo diferente a aquel de los astures y romanos. Todo ha cambiado mucho. Pero la montaña no, y por eso su latido, su impacto, ha de continuar siendo similar hoy que ayer. Cómo lo experimentemos y cómo interpretemos luego esa vivencia, esa es la cuestión.

Y así se escriben los mitos y se hacen las religiones, desde la interpretación por parte del ser humano de lo que es más grande y más viejo que él mismo. Por eso los cuentos, en cada era, se cuentan de manera diferente...aunque en esencia algunas cosas sigan siempre igual. Encontrar esa esencia, esa es la cuestión.

...

5 comentarios:

Elisabet dijo...

Imagino que en casi todas las religiones del mundo las montañas -las grandes montañas- son lugares sagrados. Quizás porque son aquellos puntos donde la tierra toca más de cerca al cielo, donde lo mortal y lo divino se entrelazan... Y cada religión ha dado su nombre y ha creado su historia alrededor de esos santuarios naturales.

La montaña, ¿un dios o la morada de un dios? ¿O ambas cosas? Esa diferencia es mucho más que un matiz.

¡Un abrazo!

Marta de Paz dijo...

Hola Montse :-)

¿Un dios o la morada de un dios? Bueno, ¿y qué tal El Teleno como la morada de Dios? Dejemos los "dioses" con minúsculas a un lado, porque muchas veces (aunque no siempre) ésto es una mala interpretación de los antropólogos y/o historiadores de turno.

Ellos, procedentes de una cultura y religión de pensamiento bastante "lineal", llamaron "dioses" a multitud de "espíritus" "importantes". Se sabe que a veces se traduce como "dios" una palabra que, en el idioma nativo original, no significaba exactamente eso.

También se sabe que, en muchas de las religiones consideradas "politeístas", (aunque, insisto, no0 en todas)existe un Dios innombrable, misterioso y por encima de todos "los demás", que no son exactamente iguales a El/ella, s8ino algo así como "hijos".

Están diciendo lo mismo en todas partes del mundo: existe "algo" cuya grandeza es imposible de abarcar y definir en una palabra, y que nosotros llamamos "Dios". Lo que pasa es que, en muchas de las culturas/religiones llamadas "politeístas", además de ese Gran Misterio, Gran Espíritu, Gran Padre/gran Madre o como lo quieran llamar, reconocen la existencia de otros "espíritus" o energías conscientes e invisibles (por lo general) para el común de los mortales. Llamarlos dioses (con minúscula) es una opción meramente occidental, seguramente herencia de los romanos, quienes sí eran bastante politeístas ehn el sentido estricto del término.

Adonde quiero ir a parar es a que no conocemos bien el pensamiento religioso de los astures y pre-astures. ¿Cómo sabemos que eran politeístas al modo romano...y no al modo, por ejemplo, de los indios norteamericanos, quienes desde luego NO son politeístas, sino creyentes en un Gran Espíritu...y luego, en multitud de pequeños hijos/as del mismo? Sin embargo, los indios fueron considwerados politeístas por los primeros colonizadores. Estos nativos, como muchos otros, tenían una religión demasiado llena de sutilezas como para ser comprendida a simple vista por los conquistadores de turno.

La diferencia entre éste pensamiento nativo y el nuestro es que, para los que reconocen la presencia espìritual en la naturaleza y en todos sus seres, TODO ello es sagrado...Por lo tanto, lo respetan, lo cuidan como a tal, y no se dedican a expoliarlo y pisotearlo sin más (como nuestra cultura ha hecho)

Por otro lado, que el Teleno fuera considerado como la morada del Gran Dios, no está en contradicción con considerarlo un lugar sagrado, o una especie de "entidad" sagrada. ¿No se consideran sagrados los templos cristianos? ¿No se consideran sagrados las personas de los grades sacerdotes, o por ejemplo del papa? ¿Y si El Teleno fuera considerado morada de Dios, y además, "cuerpo" capaz de retransmitir o canalizar la energía o presencia de ese Dios hacia tantos de sus hijos?
Me inclino por esta opción...

Saludos :-)

Marta

Marcelino dijo...

Estimada amiga, creo que no es necesaria tanta elucubración. La "interpretatio romana" o asimilación de un dios romano con otro indígena fue algo normal y muy frecuente durante la romanización. Como verás en el siguiente texto la similitud entre los dioses asimilados no tenía necesariamente por que cumplirse al 100%. Bastaba con que alguna de las características principales de esos dioses se asemejara lo suficiente para poder desarrollar ese sincretismo:

"La interpretatio romana fue la interpretación analógica de otros cultos a partir de los Di indigetes romanos. Consistió en la asimilación como atributos, avatares o formas particulares de un dios romano de otro dios ajeno.

La interpretatio permitía la inclusión religiosa de los vecinos y los sometidos a Roma, pues sus dioses pasaban a ser inmediatamente incorporados a las ceremonias del estado (sacra publica).

Este sistema analógico tenía amplísimos márgenes: Así incluso el particularísmo Dionisos/Baco -un dios de la sexualidad femenina, la libertad salvaje y la embriaguez- se equiparó a Liber, deidad romana que originalmente estaba vinculada al matrimonio y la fecundación, y Ares -un dios temperamental y violento, provocador de guerras- se equiparó al juicioso Marte, dios favorito de los romanos.

La carencia de relatos y deografías en la religio romana facilitaba la analogía, dado que los Di indigetes eran practicamente principios naturales, sociales y morales sin gran relato ni representación. Pero aún así, cuando la identificación resutaba imposible o inconveniente directamente se aceptaba la integración del dios en el panteón romano (a veces con problemas y marchas atrás como en el caso de Cibeles y Atis, cuyo culto incluía castraciones rituales que -como la circuncisión judía- atentaban contra la ley romana en caso de ejecutarse a un ciudadano romano?."


Las respuestas a tus dudas sobre el Dios del Teleno las puedes encontrar en los siguientes libros:

* Teleno: señor del laberinto, del rayo y de la muerte.

* La piedra celeste: creencias populares leonesas.

Marta de Paz dijo...

Marcelino, gracias por la nota de los dos libros. El de la Piedra Celeste lo tenemos en casa, pero no se extiende mucho sobre El Teleno. El otro creo que es nuevo ¿no? No sé si podré conseguirlo ahora mismo, porque ya no vivo en León. Pero tomo nota, me interesa el tema.

Respecto a la elucubración...Bueno, tal vez no puedo evitarlo. Que la interpretación romana fuera la norma, o habitual, no significa que siempre fuera exacta o acertada, tal como se puede ver en la cita que señalas. Mi intención solo era hacer reflexionar sobre lo poco que en realidad sabemos del "pensamiento indígena" anterior a la romanización.

Pero es algo que todos los antropólogos saben: que no es lo mismo que describas tú el mundo de una tribu a la que conquistas...que entenderlo realmente o explicarlo desde "su piel". Es el mismo problema que surge en la traducción de idiomas. Las palabras implican conceptos, y los conceptos surgen del modo de ser y pensar de un pueblo. Por eso, a menudo nos encontramos con palabras que no tienen traducción exacta en otro idioma. A la hora de traducir, se busca una palabra aproximada, pero en algunos casos, es muy difícil ser cien por cien veraz y retransmitir lo que de verdad se quería decir. Es "sólo" una cuestión de matices, claro, porque supongo que a grosso modo las equivalencias existen. Pero aveces, tras un matiz hay un mundo diferente...por descubrir.

Argantonios dijo...

Muy de acuerdo con todo tu análisis en relación al significado que pudo tener el dios Teleno para los astures y, sobre todo, con la descripción del opresor del poder romano a todos los pueblos que iban conquistando, algo muy mitificado desde la perspectiva contemporánea porque más bien se les pinta como hacedores del progreso y rescatadores de esos "pobres bárbaros" que vivían como "salvajes".
Un saludo