martes, 8 de diciembre de 2009

Una de fotos otoñales

(De J.Manuel Bonilla)

Para los que estáis fuera


Vino el Señor Otoño, y las hojas empezaron a amarillear, y los cielos se cubrieron de nubes y empezó a llover... y todo se puso precioso.


Desde la cuesta de Priaranza, los chopos ya sin hojas, y los robles, algunos dorados, otros pelados...



















Valle Pequeño está así de guapo y mágico. Esta foto la hice una mañana en la que fuimos Rafa y yo a dar un paseo por allí, por si las setas... Y setas muchas, pero pocas que conociésemos.



















Y si tuviese que elgir una imagen otoñal, creo que me quedaría con esta del bosque de "Robles de Piedra" (quercus pétrea) cerca de Agua Alta.


















Aunque ha habido días que parecía más invierno que otra cosa, fríos, muy fríos, que dejaron los montes blanquitos.
Ahora las últimas lluvias lo han dejado casi sin nieve, pero el Teleno se vió así de guapo por algún tiempo:








Y para terminar por hoy (se me acaba la batería del portátil) aquí tenéis a una de las reinas del otoño:


















Boletus edulis, riquísimo. Ahora está el bosque repletito de Capuchina (Tricholoma portentosum) y abundan también los nízcalos. Da gusto echarse a andar entre los bosques con una cestita en la mano... da igual si cojo setas o no, los paseos ya llenan el alma.

Que por cierto, esta mañana han estado Rafa, Bego y Ceci (con los que estoy compartiendo mesa ahora mismo) cogiendo nízcalos y han "apañado" ¡nada menos que 15 kilos!

Y como no tengo ninguna foto de robellones (yo no he ido a buscarlos todavía, a ver si puedo antes de que se pase la temporada) ahí va una imagen de Rafa en plena búsqueda:


















Epa. Este ha sido el breve fotoreportaje entre vinillos desde una mesa de la Hostería Camino .

Saludos

4 comentarios:

Marta de Paz dijo...

Aaaayyy,¡que se me han puesto los dientes largos! Las fotos son preciosas, y lo de que haya setas justo este otoño que no estamos allí para disfrutarlas (el año pasado fue malo), jopé.
Pero en fin...más morriña tendremos, aún, porque vamos a quedarnos hasta Navidad. Sí. Increíble pero cierto. La pregunta es: ¿Resistiremos? ¿Habremos desarrollado alguna extraña mutación...?
Bromas aparte, no esperábamos estar aquí tanto tiempo, pero el hombre propone y Dios dispone, je. Es lo que toca.
Y afortundamente, ni Tabuyo ni el Teleno van a moverse de sitio hoy por hoy. Hasta luego, pues.

Marta de Paz dijo...

Ah, puse en el principio de tu entrada que era tuya (J.Manuel Bonilla) porque ya hubo quien pensó que era yo la que la escribía y, por lo tanto, estaba en Luyego. Así que mejor poner la notita, no vaya a ser que algún despistado me acabe viendo doble por ahí, je, je.

Elvira dijo...

maravillosas las fotos.

Andrea Abril Von Reichenbach dijo...

geniales fotos!!
adoro el otoño, pero aqui es primavera ...
beso