martes, 20 de enero de 2009

El Efecto Fohn, o La Ducha del Abuelo :-)

El Monte Teleno, hoy, era casi invisible por estar cubierto de nubes, mientras que el resto del cielo lucía despejadísimo. Esto es típico de aquí, y seguidamente explico por qué. La fotografía está tomada a las 5 de la tarde, más o menos.

Hoy, de nuevo, con el asunto del tiempo. Hace un viento helado que para qué y la temperatura ha sido la propia de un arcón congelador durante todo el día. Pero esto me recuerda que una de las preguntas que mis amigos se hicieron antes de decidir venir a vivir aquí (cuando yo ya estaba más que decidida y les había dicho que, sola o con ellos, me venía para Tabuyo), era:
- ¿Y qué tiempo hace ahí?
- Frío, mucho frío. Un frío del carajo, vamos. Mi madre llamaba a esta zona "La Siberia maragata", porque cuando vivimos en Astorga tuvo ocasión de conocer de qué iba el clima por estos lares.

La idea de venir a un lugar de tanto frío no parecía una buena manera de hacer propaganda de este lugar a mis amigos, pero me daba igual. Mentir en algo así y vender esta zona como un lugar de clima amable, más tipo berciano, hubiera sido no sólo deshonesto, sino estúpido. A fin de cuentas, no tardarían en comprobar por sí mismos la verdad, con lo cual mejor sería decirlo de entrada y sin disimulos: aquí hace FRIO todos los años, y lo hace durante un buen puñado de meses. Es mejor saberlo de antemano.
- ¿Y la humedad?- preguntó Manolo, quien estaba desesperado por encontrar un lugar seco para poder trabajar a sus anchas en la artesanía de madera.
- Pues humedad, lo que se dice humedad...Bueno, llueve a veces pero ni por asomo hay la humedad de este pueblo- dije yo- porque aquí llega el aire marino y forma esas brumas...
(Y es que vivíamos a unos 40 km del mar y eso se notaba)
- Pero además, suele hacer un viento que corta- añadí yo, para rematar la dura perspectiva climatológica.
- ¿Viento? ¿Mucho viento?
- Bueno...bastante. Eso sí, te seca y si te descuidas, te cura como un jamón. Así que no creo que tengas problemas de humedad, Manolo.

Bueno, los problemas de humedad parecen perseguir a mi amigo y ni aquí, con todo ese viento cura-cecinas, han desaparecido. Pero es más un problema de algunas viviendas, mal aisladas del suelo, en las cuales se produce un efecto de condensación, que del clima en sí. Algo es algo, ya que si uno quiere secarse un poco, no tiene más que salir a la calle. La mayor parte de meses del año hay un puñado de días en los que predomina el viento seco y fresco. Desde que vivo aquí, de hecho, he podido comprobar que en algunos meses el aire fuerte es predominante y omnipresente, como sucedió el pasado mes de marzo. Sí, ya sé que ya hay un refrán que dice "Marzo ventoso y abril lluvioso sacan a mayo florido y hermoso", pero es que aquí el viento es de categoría extra. Vamos, que sopla sin disimulos y sin andárselo pensando demasiado.

Pero mira por dónde, he encontrado en internet una explicación muy técnica y científica del porqué de este viento. Vaya, ¡y yo que pensaba que era una expresión de carácter del Señor Teleno! El Abuelo y su vozarrón, je, je. Nada, la ciencia siempre está ahí para explicar de manera aséptica y seca porqué las cosas son como son, y dejar los cuentos sólo para los niños. Resulta que lo que pasa en el Teleno es que se produce un efecto llamado "Efecto Fohn". ¿Y cómo me he enterado de esto? Pues porque entré por casualidad en un foro de metereología donde hablaban del Teleno y el tal efecto. Allí leí esto:

" Hoy he pasado el dia recorriendo la zona de la Maragatería, cuya capital, (Astorga), villa turística principalmente (...) donde se come un cocido que hace a uno chuparse los dedos....... Por la tarde, ya con el estomago repleto, me he acercado al Teleno, montaña mítica de 2188 metros (...). Comentar que esta montaña provoca un efecto foehn TREMENDO!! con una media de más de 700-800 mm de lluvia anuales en la zona SW y a escasos 5 km en la cara NE las precipitaciones disminuyen a poco más de 400 mm anuales, caso de Astorga por ejemplo."

En el mismo foro hay un mapita de zonas del clima leonés (ver aquí) en el cual se describe cómo el Teleno, al crear ese efecto, influye en el reparto de las lluvias en toda una gran extensión de la provincia. Así que gracias a ese foro me he enterado de que la climatología de esta zona es bastante particular, y se debe principalmente a la presencia del Teleno.

¿Y qué es el efecto Fohn o Foehn? Bueno, cito textualmente la wikipedia: " El efecto Foehn o Föhn se produce en relieves montañosos cuando una masa de aire cálido y húmedo es forzada a ascender para salvar ese obstáculo. Esto hace que el vapor de agua se enfríe y sufra un proceso de condensación (...) precipitándose en las laderas de barlovento donde se forman nubes y lluvias. Cuando esto ocurre existe un fuerte contraste climático entre dichas laderas, con una gran humedad y lluvias en las de barlovento, y las de sotavento, en las que el tiempo está despejado y la temperatura aumenta (...)"

Aplicado al Teleno esto significa que las masas de aire húmedo que chocan contra una de sus caras, se ven forzadas a subir, como si intentaran escalar el monte, para sortear el obstáculo. Mientras suben, se enfrían, y al enfriarse, llueve. ¿Dónde? Pues allí...porque aquí, en esta otra cara del Monte, vemos a cada poco cómo éste se cubre de nubes, pero las lluvias en esta zona (y en la maragatería en general) no son precisamente abundantes. Llueve, pero ni remotamente la cantidad que llueve en el Teleno...y al otro lado del mismo. Eso sí, lo de que el aire que desciende es "cálido y seco", depende de cómo se mire, digo yo. ¿Cálido con respecto a qué? Si lo comparamos con la temperatura del aire tal cual está en las cumbres del Teleno, tal vez sí sea cálido. Pero aquí el aire (y el viento y hasta el vendaval) que viene del Monte se nota siempre fresco, o directamente gélido. Sobretodo cuando, como ahora, el Teleno está bien nevadito.


(Otra imagen del típico agarrarse de las nubes en el Teleno, esta foto es del mes de abril)

Bueno, el caso es que leyendo esto tuve otra explicación no-poética a la afición del Abuelo Teleno a tomarse sus magníficos y exhuberantes baños de agua y espuma. Al menos, eso es lo que empezamos a decir en casa cuando descubrimos, poco después de llegar aquí, que 5 de cada 10 días el Teleno se cubría parcialmente de espesas nubes blancas que subían hasta la cumbre, la medio tapaban y entonces se desparramaban ladera abajo hasta deshacerse. Literalmente, como un baño de agua y espuma. Nos daba la sensación de que allá a lo lejos, el Monte, como un imponente Abuelo fortachón de barbas blancas, disfrutaba poniéndose a remojo. Casi podíamos oirlo con una especie de "Jo, jo, jo"... retozando en el baño. Imaginación, que no nos falta :-)

Eso sí, mi parte poética no va a deshacerse de la imagen del Abuelo Teleno pidiendo a las nubes:
- ¡Frotadme la espalda! Más a la derecha...más a la izquierda...Así, muy bien.

Y suspirando bajo el agua, ¡ahhhh!, ¡hummmm!, porque el Sr. Teleno es un tipo muy saludable y le gusta mantenerse a él, y a su casa, bien limpia. ¡Que siga así por muchos años!
...





3 comentarios:

ABA dijo...

Me he reído mucho :-))
Saludos

Marta de Paz dijo...

Je, cuando tenga al niño/niña en brazos le contaré los "Cuentos del Señor Teleno", a ver qué cara pone:-D

jacker dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.